El estado mexicano utiliza la criminalización para disuadir la lucha por el acceso a la justicia de los Pueblos Indígenas, comunidades locales y personas defensoras del ambiente y territorio. Estas acciones son encabezadas por gobernadores, fiscales y presidentes municipales que protegen los intereses particulares de empresas como desarrollos mineros, proyectos inmobiliarios, turísticos, entre otros.

Cuando los Pueblos Indígenas y organizaciones no gubernamentales reclaman justicia, estos son etiquetados como enemigos del “progreso” y de la sociedad. De igual manera, cuando los defensores alzan la voz y lucha por los derechos de la tierra y para proteger el medio ambiente el estado utiliza todos los medios a su alcance para “proteger las inversiones” de empresas privadas y sus megaproyectos.

Es por esto que nos sumamos en Jalisco a la Movilización mundial contra la criminalización de las personas defensoras de la tierra, ¡Derechos a la Tierra Ya!. El día 03 de diciembre, en Casa Cem a las 9 am, expondremos las acciones que emprenderemos en Jalisco.